No te olvides de la sangre que compro tu libertad, que roseada en el calvario por amor te brinda paz, que fue dada en tus manos y aun pudiéndose salvar escogió el sufrimiento en silencio, sin gritar. Que te puso a ti en lo alto y a su padre en un altar olvidándose a sí mismo y sirviendo a los demás, A este hombre extraordinario como no poder amar? como no dar tu servicio a su amor, a su verdad,? caminar en la gran viña y almas muchas rescatar. Extenderte a lo que viene y olvidando lo de atrás, obsequiarle tu vida y tras sus huellas pisar. Y llegar a los confines del planeta y expresar que es hermoso privilegio este inmenso amor portar.

Ven y forma parte de nuestro ministerio, llena el siguiente formulario.

Llena el formulario y haz tu pedido musical